¿Cuál es tu talento?

2 commentarios


Entre los motivos por los que algunas personas no alcanzan el éxito, hay uno que me llama especialmente la atención: el desconocimiento o la gestión ineficaz del talento propio. Podríamos definir el talento como esa tendencia natural hacia lo que nos gusta, nos mueve y nos hace sentir bien; ese algo que todos poseemos aunque muchos no seamos conscientes de ello, llegando a creer que no tenemos ninguna habilidad especial o que el talento es cosa de otros.

Si ese es tu caso, si piensas que no tienes talento o aún no has conseguido identificarlo, debes saber que existen maneras de descubrir esas capacidades que todos, insisto, todos tenemos en nuestro interior. Aunque te resulte curioso, puedes encontrar muchas de ellas en lo más cotidiano. Piensa por un momento en aquello que te gusta, eso que harías sin cobrar o por lo que estarías dispuesto incluso a pagar.

Me refiero a cualquier actividad con la que disfrutas ahora o puede que disfrutases ya en la infancia. Aquello que se te da especialmente bien, te motiva, haces con ilusión, te hace disfrutar hasta conseguir que pierdas la noción del tiempo; eso que haces como si lo llevases haciendo toda la vida, para lo que tienes una destreza especial o que desempeñas sin excesivo esfuerzo. Quizá sepas escuchar, tengas facilidad para aconsejar, demuestres una gran destreza para organizar, sobresalgas en el arte de comunicar o en el de la escritura, por poner algunos ejemplos.

Sólo tienes que pararte a observar con atención para advertir tus habilidades o, si esto no te da resultado, puedes usar una alternativa: recurrir a las personas de tu alrededor. En ocasiones, a ellas les resultan evidentes aptitudes que ignoramos tener o no ponderamos adecuadamente. Sin embargo, puede que aun así ni tú ni tu entorno seáis capaces de descubrir esas facultades por encontrarse más ocultas.

Para estos casos, existen ciertas herramientas (el coaching es una de ellas) que pueden ayudarte no sólo a identificarlas, sino también a trabajarlas. Es fundamental tener claro que, aunque todos tenemos talento, éste se debe entrenar para poder llevarlo a la excelencia. Jose Antonio Marina, filósofo, pedagogo y una de las mentes más brillantes de nuestro país, define el talento como “el buen uso de la inteligencia”. Es muy importante identificar lo que te hace único, auténtico y diferente, pero igual de importante, o quizá más aún, es trabajarlo con dedicación, compromiso, constancia y esfuerzo. Descubrir y desarrollar tu talento depende sólo de ti, de si realmente estás dispuesto a poner en valor lo que sabes, puedes y quieres hacer.

Aunque aún no seas consciente, tus talentos están ahí, ocultos (o tal vez no tanto), esperando a ser descubiertos y entrenados para contribuir a tu realización y bienestar personal. Sé valiente, muévete, busca tu talento, practica, ponlo en valor y muéstralo al mundo.



“Todo el mundo tiene talento: es sólo cuestión de moverse hasta descubrirlo. Un talento es una combinación de algo que te gusta mucho, algo que no te parezca trabajo y algo para lo que tengas la capacidad natural de hacerlo bien” (George Lucas).