PNL & Coaching

La PNL (Programación Neurolingüística) nació en la década de los 70 gracias a la curiosidad del psicólogo Richard Bandler y el lingüista John Grinder y su necesidad de entender cómo, a través de la comunicación verbal y no verbal, se producían variaciones en el comportamiento de las personas.

Ambos estudiaron los patrones de comunicación de personas de éxito de la época, llegando a la conclusión de que los comportamientos de personas exitosas se pueden descubrir, reproducir y enseñar; y que nuestras creencias acerca de nosotros mismos tienen un gran efecto en nuestra eficiencia cotidiana.

La PNL es, por lo tanto, un modelo basado en la comunicación que nos permite saber cómo construimos nuestros pensamientos, cómo funcionamos, de manera que podamos aprovechar habilidades propias y ajenas para generar los cambios necesarios con el objetivo de conseguir conductas eficaces que nos acerquen a la excelencia y nos faciliten vivir plenamente.

Este modelo nos enseña que todas las personas tenemos los recursos necesarios para desarrollar cualquier tarea de forma óptima. Si lo que hacemos en un momento determinado no nos funciona, podemos aprender de esos resultados y hacer las cosas de forma distinta hasta alcanzar nuestro propósito.

Por otro lado, el Coaching, aunque tiene su origen como tal en el mundo del deporte de los años 80, existe en realidad desde la antigua Grecia, siendo Sócrates uno de sus precursores, quien mediante preguntas ayudaba a sus pupilos a encontrar el conocimiento dentro de sí mismos. En la actualidad, el Coach, haciendo uso del método socrático, inicia un proceso de acompañamiento con aquellas personas que quieren realizar algún cambio, mejorar sus resultados o conseguir aquello que anhelan en su vida personal o profesional.

Es importante aclarar que el Coach no da las respuestas: su misión es la de propiciar la reflexión y el descubrimiento dentro de nosotros mismos mediante un programa de desarrollo y acompañamiento en el cual se establecen unos objetivos, se genera la acción necesaria para conseguirlos y se lleva a cabo un seguimiento.

La parte clave del proceso es aquella en la que se crean nuevos hábitos que aceleran el avance hacia el objetivo. Con entrenamiento, el Coaching posibilita el desarrollo de habilidades con las que podemos obtener los resultados deseados, siempre y cuando tengamos la voluntad de facilitar esa transformación.

En definitiva, tanto la Programación Neurolingüística como el Coaching son disciplinas que ofrecen procedimientos prácticos y específicos para lograr crecimiento y desarrollo, tanto personal como profesional.






1 comentario:

  1. Muchas gracias por hablar sobre la PNL y la Coaching.
    Saludos desde Talent Institut http://talentinstitut.com/
    Saludos!

    ResponderEliminar